Observatorio Europeo del Cultivo y Consumo de Cannabis

DEFENSORES y DEFENSORAS DE DDHH – GMAF, OECCC, activistas de Canadá, Argentina, Chile, España, Uruguay y Viena, intervienen , una vez más, ante los Gobiernos de la ONU durante la CND 65 para denunciar ineficacia de prohibir el cultivo y consumo de Cannabis.

Foto de Hector Brotons en la declaración ante los gobiernos de la ONU

En nombre de Defensores de Derechos Humanos, los y las que integran GMAF, OECCC y activistas de Canadá, Argentina, Chile, España, Uruguay Viena y otras organizaciones, fueron representadas a través de la voz del  abogado Hector Brotons, que intervino ante los embajadores de los Gobiernos, durante la CND 65, celebrada en la sede de la ONU de Viena. Estas organizaciones ya hablaron en el plenario de la CND 63 sobre la regulación del Cannabis, así como en la CND 64, por lo que esta intervención da continuidad al trabajo realizado en las anteriores.

La reclasificación del Cannabis en los Convenios fue una de las recomendaciones realizadas en la CND 63 y esto se cumplió, aunque desde entonces han aparecido avances, todavía queda mucho trabajo por hacer. Así, la intervención de Brotons señaló la mejora en programas de Cannabis Medicinal e investigaciones que han aumentado las evidencias científicas.  Por otro lado continúan en muchos países  los castigos, detenciones arbitrarias y discriminaciones a personas por la tenencia y autocultivo de su medicina. Al mismo tiempo, se usan criterios no científicos en la definición de Cannabis, ya que se consideran su flor como droga, sin usar el indice de psicoactividad, tal y como recomienda la ONU.

Un punto clave de la intervención fue el autocultivo medicinal, así Brotons detalló que: “En este sentido, el orden eminentemente prohibicionista también genera problemas legales y de salud a usuarios medicinales del cannabis, sobre todo en el caso de aquellos que optan por autocultivar.

Cuando el autocultivo, con seguimiento médico, ha sido regulado en distintos países, no tiene porqué ser inseguro y deber ser respetado como elección personal”.

También destacó que es necesario alinear las políticas públicas de Cannabis con la Agenda 2030, tal y como se detalla en el informe publicado realizado por estas organizaciones.

Por estos motivos denuncian la ineficacia de prohibir el cultivo y consumo de Cannabis, hacen 3 recomendaciones:

1 (Primero) Que se anule la fiscalización internacional del cannabis, profundizando en las recomendaciones de la OMS enfocadas a garantizar el acceso al cannabis para quienes lo necesitan, y proteger el derecho a la salud.

2 (Segundo) Que, desde las autoridades de fiscalización, cese inminentemente la represión, la criminalización y la estigmatización de las personas que usan cannabis, o que lo cultivan para ellos ( individual o colectivamente) amparados por sus derechos.

3 (Tercero) Que se incluya, en el programa de trabajo 2019- 2029, líneas sobre las políticas de cannabis desde la perspectiva de los derechos fundamentales y del desarrollo sostenible: – “Let’s put people

at the center».

DECLARACION COMPLETA CANNABIS MEDICINAL ANTE LA ONU

DECLARACIÓN DEFENSORES DE DDHH – GMAF ONU, OECCC Europa, Cannabis Education Canada y Activistas de Uruguay y Argentina – SOBRE LA INEFICACIA DE LAS MEDIDAS POLÍTICAS BASADAS PRIORITARIAMENTE EN LA PROHIBICIÓN DEL CULTIVO Y CONSUMO DE CANNABIS.

Excelentísimo Embajador (Mansoor) Ahmad Khan, Excelencias Jefes de Delegación,Honorables Miembros de la Mesa, Representantes de los gobiernos,

Miembros de la Sociedad Civil y observadores, Señoras y Señores,

En primer lugar, agradecer la posibilidad de hablar en este plenario, al igual que hicimos en la 63 sesión de la CND.

Desde entonces, se ha producido el cambio de clasificación del cannabis en las listas anexas a los Convenios de fiscalización de drogas. Siendo este uno los tres reclamos que solicitábamos desde 2 de las actuales organizaciones firmantes.

Igualmente, han aumentado los programas de cannabis medicinal en diferentes estados. Se ha mejorado las investigaciones y han confirmado la evidencia científica del uso de cannabis para tratar trastornos, enfermedades e incluso para mejorar la calidad de vida.

Por el contrario, las leyes represivas sobre el cannabis, después de casi un siglo de fiscalización, siguen sin apoyarse en estudio científico específico, que respalde su supuesta peligrosidad, y producen criminalidad de estado que afecta a los niveles democráticos de estos. La fiscalización no ha reducido los problemas ni cualitativos ni cuantitativos en cuanto al tráfico de drogas y a su consumo.

Al respecto podemos decir que hay países que han realizado normas internas, registrando a personas para tener su medicina natural y tradicional, pero se ha visto que muchas personas han vivido detenciones arbitrarias o se les ha cuestionado su documentación, como así también han vivido persecución defensores y defensoras de Derechos Humanos, por eso reclamamos el acompañamiento de los organismos internacionales para vigilar las recomendaciones de las Naciones Unidas referente al uso de cannabis. Siendo los que aquí exponemos, profesionales e investigadores para dar nuestro aporte a la ciencia y a la comunidad internacional, se han de respetar nuestros espacios conformados para dicho fin (organizaciones, asociaciones de usuarios de cannabis, cooperativas, Federaciones, etc)

Así mismo, siguen habiendo criterios no científicos en la definición del concepto de cannabis. Así, se sigue considerando la flor de cannabis como estupefaciente independientemente de su toxicidad, es el caso del cáñamo industrial. Por ello, es necesario avanzar en las recomendaciones de la OMS y descartar del concepto de cannabis fiscalizado plantas con el % de THC mínimo.

En este sentido, el orden preminentemente prohibicionista también genera problemas legales y de salud a usuarios medicinales del cannabis, sobre todo en el caso de aquellos que optan por cultivar su propio cannabis. Cuando el autocultivo, con seguimiento médico ha sido regulado en distintos países, no tiene porque ser inseguro y deber ser respetado como elección personal.

Es evidente, la afectación a derechos humanos como la dignidad, el libre desarrollo a la personalidad, a la información, a la salud, al derecho de asociación por parte de las políticas represivas sobre drogas.

La agenda 2030 orienta a todas las autoridades de todos los ámbitos a alinear su actuación a sus objetivos. El OECCC, ha publicado un manual de políticas públicas titulado Cannabis sostenible, como guía para alinear las políticas de cannabis y cáñamo con la agenda 2030 de desarrollo sostenible.

La ciencia, la dignidad de toda persona, sus derechos fundamentales, deben ser la prioridad de todas  las decisiones que estan por tomar en los tiempos venideros, por tanto GMAF, OECCC y las demás organizaciones firmantes  reclaman:

1 (Primero) Que se anule la fiscalización internacional del cannabis, profundizando en las recomendaciones de la OMS enfocadas a garantizar el acceso al cannabis para quienes lo necesitan, y proteger el derecho a la salud.

2 (Segundo) Que, desde las autoridades de fiscalización, cese inminentemente la represión, criminalización y estigmatización de las personas que usan cannabis, o que lo cultivan para ellos ( individual o colectivamente) amparados por sus derechos.

3 (Tercero) Que se incluya, en el programa de trabajo 2019- 2029, líneas sobre las políticas de cannabis desde la perspectiva de los derechos fundamentales y del desarrollo sostenible: – “Let’s put people at the center»

Gracias a todos y todas.

Dr. Héctor Brotons.

Defensor de Derechos Humanos.