El autocultivo es la base del movimiento cannabico en España. Ya en 1954 sabemos, por las detenciones, que existían los autocultivadores. En los años 90 del siglo pasado empiezan a extenderse el autocultivo de forma masiva. La demanda de los autocultivadores ha creado la oferta de growshops, bancos de semillas, marcas de fertilizantes, mayoristas, revistas, ferias de cannabis, ect… Los autocultivadores han creado la escena cannábica y su industria.

Es la hora de que, igual que los autocultivadores autogestionan su abastecimiento, autogestionen su representación. Con la fundación del Observatorio Europeo de Cultivo y Consumo de Cannabis queremos dar voz a los autocultivadores y la industria del autocultivo, que podamos consensuar y luchar por los temas que consideramos más urgentes. Nuestro objetivo es poner en primer lugar de la agenda política temas como la cantidad de plantas que se pueden cultivar, la cantidad que se puede almacenar y portar, las multas por cannabis, los drogotest, las licencias para los bancos de semillas o el epígrafe para las growshops.