Entramos en la década de la regulación de la marihuana

Grupo de expertos publica sus 12 líneas estratégicas para la regulación del cannabis

(Alicante, 1 enero 2020).  El Observatorio Europeo del Consumo y Cultivo de Cannabis, OECCC, considera que el periodo 2020- 2029 traerá la regulación del cannabis a nivel global. Por ejemplo, en Estados Unidos 2020 es año electoral y hasta 16 estados votarán medidas relacionadas con el cannabis, otro ejemplo Tailandia, adalidad del prohibicionismo de drogas, donde ahora el Ministro de Salud vapea cannabis en público y promueve el autocultivo, permitiendo incluso la venta de excedentes al Gobierno. También países cercanos, como Francia, Portugal, Italia o Alemania dan pasos hacia la regulación del cannabis.

Con este contexto, y cada vez más actores sociales y políticos convencidos de la necesidad del cambio, el cambio llegará esta década. Ahora hace falta saber cuándo y como, por esto el OECCC publica sus líneas estratégicas para conseguir una regulación donde se ponga primero a las personas.

12 Líneas estratégicas del OECCC periodo 2020 – 2024

1. El OECCC será una organización dedicada al servicio de la sociedad, mediante la realización de propuestas más eficaces para regular el cannabis, con un carácter inclusivo, basado en la evidencia, y los derechos constitucionales, así como el método científico, la prevención de riesgos y la disminución del daño. La organización también defenderá una regulación mundial que incluya la ayuda al desarrollo, así como la relación Norte y Sur y la perspectiva de genero. El OECCC no basará su trabajo en la crítica, sino en escuchar a las personas y convertir sus deseos y necesidades en propuestas bien fundadas. Esto se resume en el lema del OECCC: primero las personas.

2. Contacto político nacional e internacional. Tras varios años de contacto político continuado, el OECCC seguirá entregando materiales y propuestas a los partidos políticos, con especial incidencia en España, así como en la Unión Europea, de donde llega gran parte de la legislación. Tanto el contexto internacional, como el nacional, indican que hay que informar a los partidos más que nunca, pues el momento de la regulación se acerca. Es clave llegar a ese momento preparados, con propuestas propias y de alto consenso social, así como contactos para exponerlas.

3. Difusión propuesta autocultivo individual y colectivo. Tras años de trabajo, ya existe una propuesta sobre autocultivo y uso de cannabis con alto grado de consenso, además de una importante argumentación desde acercamientos  tan diversos como jurídico, agronómico, medicinal, psicológico, sociológico o histórico. El OECCC hará una  campaña de promoción en 2020.  ¡Ahora es el momento de difundirla al máximo! El uso y autocultivo, individual y colectivo, con limites inclusivos, tiene que estar presente en las futuras leyes del cannabis y esa es la prioridad del OECCC.

4. Reforma de la Ley de Seguridad de Ciudadana. La ley actual permite casos de personas multadas con 10.000 € por simple tenencia de unos gramos, facilitando la criminalización de millones de personas que usan y cultivan cannabis. El OECCC considera prioritaria esta reforma y trabajará en ella tanto en campañas concretas, como incluyéndolo en sus propuestas y elaborando trabajos específicos. 

5. Ley Cannabis Terapeútico. Una vez presentado el primer documento de trabajo, el OECCC ya trabaja con más organizaciones en la segunda edición,  de forma que sea un documento que cuente con el máximo de consenso social. El documento base establece tres vías de acceso al cannabis terapeútico: autocultivo, clubs y fitofármacos de bajo coste, con licencias transparentes y un Instituto Español del Cannabis.

6. Drogotest. Son conocidos los problemas del drogotest, falta de fiabilidad, de control metrológico y de baremos claros. Es reconocido por muchas instancias que hay falsos positivos y las personas son multadas días después de consumir, o sencillamente por ser fumador pasivo, sin haber llegado a consumir. Además de impugnar el actual sistema, el OECCC trabajará en proponer alternativas.

7. Encuestacannabis.com. Con campañas de publicidad, y buscando colaboraciones, alcanzar una muestra que supere las 4000 respuestas y sea lo más alta posible. Convertir encuestacannabis.com en la web de referencia de las encuestas sobre cannabis, compartiendo información de otras encuestas sobre cannabis de calidad. Dar una visión sin sesgo prohibicionista de los usuarios de cannabis, pues los usuarios quieren la regulación, pero muchas veces acaban instrumentalizados en las encuestas para defender la prohibición.

8. Transparencia en Licencias. Solicitar información detallada sobre todas las licencias, sus titulares, cómo accedieron a ellas, las genéticas empleadas, sus fines y sus resultados. Promover un sistema de licencias claro, democrático y de fácil acceso, donde tengan cabida los fitofármacos de bajo coste, para facilitar el acceso a las personas con menor poder adquisitivo. Solicitar la rendición de cuentas exhaustiva a todos los poseedores de licencias. Investigar la especulación con las ventas de licencias, así como relaciones entre las farmacéuticas y las instituciones públicas. Compartir toda la información recolectada, difundirla a través de los medios de comunicación y hacer propuestas de mejora

9. CBD. EL OECCC trabajará para la aplicación inmediata del último informe de la Organización Mundial de la Salud, que defiende que no es tóxico y no se observa ningún efecto perjudicial en la salud, ni tampoco potencial adictivo o psicoactivo, y que además no está fiscalizado de forma expresa por los convenios internacionales. El OECCC considera que el cáñamo alto en CBD es un alimento tradicional europeo, que debería ser de venta libre en toda Europa, para lo que hacen falta cambios legislativos a nivel europeo que promoverá, pues en la actualidad el movimiento europeo es hacia más restricciones. Especialmente grave la situación de España, país fuente de la mayoría de las genéticas CBD actuales, y con gran tradición cañamera, ha acabado importando productos con CBD elaborados con variedades españoles en otros países. Mientras  promueve cambios legales europeos, el OECCC publicará informes sobre como aplicar el actual marco legal de la forma más inclusiva con las personas.

10. Colaboración en revistas científicas y congresos científicos. Generando nuevos puntos de vista y estudios sin sesgos prohibicionistas, así como información útil para las personas y la defensa de sus derechos. Presentar en cauces oficiales, estudios realizados con el método científico, así como propuestas jurídicos sólidas, es una clave del futuro, pues la Ciencia y la Ley estarán en el centro del debate en el momento de la regulación. El OECCC publicará en revistas científicas, así como a través de la editorial científicia Cannabis Research Institute, y participará en congresos científicos.

11. Redes, Convenios de Colaboración y relación con otras entidades. El OECCC fomentará la relación entre organizaciones con puntos de vista similares sobre el autocultivo o el cannabis terapéutico, así como la defensa de los derechos humanos, participando en redes, además de establecer colaboraciones multilaterales a nivel regional, nacional e internacional. Tras la firma de los primeros convenios de colaboración, el OECCC cerrará convenios con más organizaciones.

12. Profundización en la transparencia interna. El OECCC ha sido la primera organización cannábica en inscribirse en los registros de transparencia nacional y europeos. Además de presenta cuentas a Hacienda todos los años desde su fundación y tiene una auditoria externa. En este periodo estratégico explicará aún con más claridad quiénes forman el OECCC, qué hacen, cómo lo hacen, porque lo hacen, cómo se financian y cómo se puede colaborar.

Más información en www.observatoriocannabis.com y www.leycannabis.com

Opina en www.encuestacannabis.com